Se aprueba un plan de pagos para la última gran deuda heredada

El Pleno ha aprobado un plan de pagos para afrontar la última gran deuda que quedaba por regularizar en el Ayuntamiento. Se trata de los impagos generados por los gobiernos municipales entre 2003 y 2011 por el uso de la Planta de Tratamiento de Residuos, que habían acumulado un débito de 6,6 millones de euros. El Consistorio esteponero abonará esta deuda en un plazo de diez años, en un plan de pagos que ya ha sido aprobado por la Mancomunidad de Municipios.

También te podría gustar...

Sígueme en Feedly